OPCIONES FISCALES PARA LAS PERSONAS FÍSICAS: AÑO FISCAL 2016

05/23/2017

Las personas físicas domiciliadas y residentes en la República Dominicana estarán obligadas a presentar dentro del plazo de 90 días posteriores al 31 de diciembre de cada año, una declaración jurada anual de sus rentas de fuente dominicana percibidas en el año fiscal comprendido del 1ero. De enero al 31 de diciembre del año anterior. Dichas personas podrán compensar el valor de las retenciones del impuesto sobre la renta que les hayan sido efectuadas y pagadas por el Agente de Retención y anticipos del mismo impuesto, si los hubieren. Sin embargo, cuando los asalariados tenga más de un agente retención y que no hayan elegido una única fuente de retención, entonces, también tendrá la referida obligación tributaria. En todos los casos, deberá existir una correlación justificable entre el patrimonio y los ingresos declarados. En resumen, las personas físicas obligadas a presentar declaración jurada podrán optar por uno de los 3 siguientes tratamientos:

OPCIÓN 1: Derecho a deducir únicamente la exención contributiva anual y gastos de educación hasta del 10% de la renta neta imponible. Para el año 2016 la exención anual es de RD$409,281.00.

OPCIÓN 2: Derecho a deducir únicamente los gastos amparados con NCF válido para crédito fiscal, remitidos en el archivo F606 a la Dirección General de Impuestos Internos y Tesorería de la Seguridad Social (TSS), según fuere el caso, que fueren necesarios para generar, mantener y conservar renta gravada. No se admiten los gastos de intereses de préstamos para viviendas, gastos funerarios, compras en supermercados, tiendas de electrodomésticos, ropas, cirugías, boletos aéreos, bebidas, resorts y demás gastos personales que no guarden relación directa con los ingresos, según el párrafo introductorio del artículo 287 y el párrafo III (literal m) del mismo artículo 287 del Código Tributario y el artículo 15 del Reglamento 139-98.

OPCIÓN 3: Procedimiento simplificado de tributación (PST), que podrán incorporarse las personas físicas del sector comercial de provisiones al por mayor y detalle y las pequeñas industrias, cuyas compras sustentadas en comprobantes fiscales hasta RD$40,759,725 anuales (2016), tales como: colmados, colmadones, almacén de provisiones, farmacias, panaderías, entre otros, así como las personas físicas o negocios de único dueño sin contabilidad organizada, cuyos ingresos anuales no superen los RD$8,771,771.50 (2016) ajustable por inflación, incluyendo profesionales liberales (abogados, médicos, odontólogos, contadores, comisionistas, alquileres, etc), en virtud de lo establecido en el Decreto 758-08. En el caso de los profesionales liberables acogidos al PST tendrán derecho a una deducción global de gastos equivalente al 40% de sus ingresos (sin necesidad de emitir facturas ni reportar el F606) y simultáneamente deducir la exención contributiva, incluyendo las retenciones en la fuente que les hayan sido efectuadas. Este procedimiento excluye los ingresos por salarios, dividendos e intereses financieros.

Están exentas (eximidas – no obligadas) de presentar declaración jurada anual del impuesto sobre la renta (Form IR1), las personas físicas residentes y domiciliadas en el país que perciban rentas de fuente dominicana que provengan únicamente de la relación de dependencia (asalariados – único empleador-) y/o sujetas en su totalidad a la retención del impuesto sobre la renta (en calidad de pago único y definitivo), por ejemplo, ingresos por dividendos, premios, intereses financieros, pagos a trabajadores sujetos a la retención del 2% según la norma General 7-07. Sin embargo, bajo determinadas circunstancias y condiciones es recomendable presentar la declaración jurada con “carácter informativo”, específicamente para justificar la variación patrimonial, requisitos bancarios, crediticos y otras razones. En cambio, cuando las personas físicas perciban otras rentas distintas de las señaladas precedentemente o una combinación de rentas exentas y gravadas, entonces, deberán cumplir con el deber formal de presentar la declaración jurada anual del impuesto sobre la renta, según el artículo 50 del Código Tributario, a los fines de reportar el conjunto de sus rentas y pagar la diferencia del impuesto que aplicare.

“Artículo 115. Reglamento 139-98. OBLIGACIÓN DE SEGUIR PRESENTANDO DECLARACIÓN. Las personas que de conformidad con el Código y el presente Reglamento estén obligadas a presentar la declaración jurada de sus rentas en un año cualquiera, quedarán obligadas a seguirla presentando en los años siguientes, aun cuando no obtuvieren renta imponible alguna, salvo en el caso de cesación de las actividades del negocio. Igual obligación tendrán las personas indicadas en el artículo 330 del Código.

PÁRRAFO: Se exceptúan de esta obligación las personas cuyas rentas obtenidas en relación de dependencias o por dividendos, estén sujetas a retención en la fuente en su totalidad.”

 

 

 

Samuel Alexis Rodríguez | Socio Director

SARR Consultores Globales / www.sarrconsultores.com